SUMARROCA PRESENTA SUS ACEITES AOVE "MOLÍ COLOMA"


Sumarroca presentó hace unos días sus aceites de oliva virgen extre Molí Coloma en el Saló dels Miralls del Liceu de Barcelona de la mano de Joaquim Tosas, Director General de Sumarroca. Durante el evento, se celebró una cata-formación que fue llevada a cabo por el catador-formador Gregorio Arranz y el Maestro Almazara de Molí Coloma, Albert Hinojosa. Para finalizar el evento, se sirvió una copa de cava Nuria Claverol Homenatge que fue presentada por Mercè Sumarroca, sommelier de la casa. 


La colección Molí Coloma cuenta con una amplia colección de aceites de calidad virgen extra. En primer lugar, destacan sus monovarietales elaborados con Arbequina, Arbosana y Koroneiki. Unos aceites que recogen los atributos que hacen distintiva cada variedad de aceituna. La Arbequina que nos recuerda a la almendra, el tomate o la manzana. La Arbosana a la higuera, el hinojo o la nuez. La Kononeiki que nos transporta a la hierba fresca, el plátano verde y la alcachofa. Para deleitarnos de forma única, Molí Coloma cuenta con el aceite Santa Creu y el aceite el Peiró, dos Aceites de Finca que captan la esencia de un terroir único. 




El aceite de Finca Santa Creu se elabora íntegramente de aceitunas procedentes de la Finca Santa Creu de Creixa en Piera, Penedès. Alrededor de esta Ermita del s. XI crecen unos olivos únicos envueltos de una naturaleza explosiva en un territorio rico en fauna y flora. Este entorno y el conocimiento del oficio en la almazara se combinan para crear un aceite de oliva con un aroma delicado, una esencia única y un sabor inmejorable para el paladar. En el caso del Aceite de Finca El Peiró, las aceitunas proceden de la zona de Cabacés, en el Priorat. Allí, su Maestro Almazara ha seleccionado una finca que recoge todas las características climatológicas y orográficas del lugar, con las terrazas de piedra tan singulares. Los olivos de altura marcan firmemente unos atributos que se transportan al paladar. La arbequina de El Peiró es la esencia de ese territorio. Molí Coloma es placer. Una marca referente en las cocinas de alta gastronomía para acompañar aquellas mesas que apuestan por el disfrute de las experiencias gastronómicas. Los deliciosos sabores y la textura sedosa del aceite llevan cada plato a nuevos niveles de esplendor. Molí Coloma es innovación. 





En constante deseo de transformación y una actitud experimentadora y creativa, la marca fue pionera en la recuperación de la variedad Arbosana, originaria de la región del Penedès. Asimismo, a lo largo de los años ha innovado tanto en sistemas de plantación de alta densidad como en nuevas variedades. Molí Coloma es sostenible. La sostenibilidad es uno de los valores de ser de Molí Coloma. Se han adaptado las instalaciones para hacerlas más eficientes a nivel energético y se han ideado planes de reciclaje. Además, los técnicos trabajan con los departamentos de investigación de los proveedores para trabajar con materiales más respetuosos para el medio ambiente. Alguno de los ejemplos es la utilización de cajas y precintos de cartón reciclado y certificación FSC, film de embalar ecológico o nuevos materiales para las impresiones promocionales y el merchandising. Todos estos impactos son medidos en estudios de cálculo de la huella de carbono y planes de mejora. Degustar los aceites Molí Coloma es experimentar lo que la naturaleza nos ofrece, deleitarnos con los sabores y aromas que nos llevan a disfrutar de un viaje sensorial inigualable. 






Aceite de Finca El Peiró Aceite de oliva virgen extra 100% arbequina. Este aceite procede exclusivamente de una finca de altura ubicada en Cabacés, zona tradicional de cultivo de aceite en el Priorat. Nuestro Maestro de Almazara seleccionó esta plantación por contar con una climatología y orografía (terrazas) muy específicas. Esta esencia otorga a la planta una identidad que se traslada al aceite y le confiere unos atributos únicos al paladar. Un aceite especial, un deleite para los sentidos. Precio: 21.50€ 
Aceite de Finca Santa Creu,Aceite de oliva virgen extra 100% arbequina. Este aceite rinde homenaje a la ermita Santa Creu de Creixà del siglo XI situada en el municipio de Piera. Alrededor de la ermita, se encuentran los olivos de donde proceden las aceitunas para elaborar exclusivamente este excelente aceite. En este espacio único, también encontramos hectáreas de bosque llenas de fauna y flora y un gran número de viñedo que se cultiva de forma ecológica. La cosecha del aceite de Finca Santa Creu se realiza a mano. Una joya única y exclusiva. Precio: 21.50€ 




Molí Coloma Monovarietales Arbequina Aceite virgen extra monovarietal 100% arbequina Procedente de la zona del Camp de Tarragona, con unas altitudes que van desde los 150 m. a los más de 400 m. En esta zona predomina el clima mediterráneo con una clara influencia marítima. Los veranos son secos y suaves y los inviernos suaves y húmedos. Atributos: Almendra, tomate y manzana. 
La Arbequina seduce, se caracteriza por una sensación dulce y un delicioso equilibrio, entre un bajo amargor y una presencia sutil de picante. Aceite de oliva de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y solo mediante procedimientos mecánicos. Extracción en frío. Precio: 8.95€ 
Arbosana Variedad autóctona de la región del Penedés en Cataluña, recuperada en los últimos años. Su recolección es más tardía que la Arbequina. Por eso se elabora con el fruto verde. Como resultado ofrece aceites muy expresivos. Gran diversidad de aromas vegetales secundarios, sobre todo hierba verde. Presenta matices de nueces verdes, almendra verde, tomate verde, hinojo e incluso a frutas tropicales como el mango. Precio: 9.25€ 


Koroneiki Variedad procedente de Grecia, concretamente de la isla de Creta, que se ha adaptado perfectamente a nuestro clima mediterráneo. Aceite de perfil equilibrado y complejo, afrutado medio-alto, con gran diversidad de aromas secundarios, tales como hierba fresca, tomate verde, alcachofa, higuera y plátano verde. La sensación en boca es de almendra verde. Destacan su amargor y picante que predominan sobre el dulce y astringente. Precio: 9.25€ 


En Molí Coloma elaboran aceite de oliva virgen extra premium en base a una cuidada selección de la materia prima y un gran compromiso porque la excelencia del producto llegue a las mesas de todo el mundo. En Molí Coloma la historia se vive cada día. El cultivo del olivo de las tierras de Molí Coloma se remonta a la época de los Fenicios y su simbología los ha acompañado a lo largo de la historia. El aceite de oliva es cultura. Y Molí Coloma son herederos de sus atributos. En Molí Coloma, aúnan historia y pasión por la tierra. En su finca, en un antiguo molino papelero, recogen la tradición y la transforman en modernidad sin perder la esencia y los orígenes. Son pasado y futuro. Un futuro a crear con respeto por este increíble legado. Las fincas de Molí Coloma Edificada sobre bases prerrománicas y documentada desde hace más de seis siglos, Molí Coloma ha mantenido la herencia del cultivo de olivos y viñas al borde del Mediterráneo. Los cultivos de Molí Coloma se sitúan en el Penedès y en las tierras de Montsant, Priorat y Tarragona. Son pequeños terrenos trabajados por agricultores con un método de trabajo tradicional y unas directrices de estándares de calidad elevados. La empresa siente vocación por el cultivo de la tierra y su apuesta se basa en el respeto por el medio ambiente y por un futuro sostenible. 


La pasión y la tenacidad de su trabajo se percibe en los aceites de Molí Coloma que respiran proximidad, carácter y terroir. De primera calidad En Molí Coloma creen en el respeto por la tierra y el fruto. Por dar continuidad al proceso natural del cultivo. Por ello, en el momento de la recogida, ninguna aceituna toca el suelo. Ninguna tarda más de 50 minutos en llegar al molino. Ello preserva las propiedades del fruto. Asimismo, la molturación en frío asegura al máximo su conservación. Por eso, sus aceitunas Arbequina, Arbosana y Koroneiki expresan la pureza y frescura de la variedad. Nunca presentan sabores oxidados que permiten elaborar aceites sin defectos y de muy baja acidez. 
 • ARBEQUINA La aceituna de referencia en Cataluña. Tiene un fruto pequeño y se caracteriza por su complejidad. Produce un AOVE afrutado, suave, sutil, de muy baja acidez. Su perfil es equilibrado y sutil, con sensación de oliva madura al que acompañan trazas aromáticas vegetales secundarias que recuerdan la manzana y el plátano y matices de almendra, tomate, alcachofa e hinojo. Su música tiene registros diferentes. Únicos, armoniosos, sus estilos se graban fácilmente en los sentidos y perviven en nuestro recuerdo. En su conjunto resulta un aceite muy equilibrado y armónico con un toque de dulzor, característico de la variedad. 


 • ARBOSANA Originaria del Penedès, probablemente recibe el nombre de la población tarraconense de l’Arboç. También es un fruto de pequeño tamaño. Produce un aceite verdoso con carácter y armonía, entre amargo, picante y astringente. Su registro de pureza y sutileza realza la percepción natural de los platos escogidos.
 • KORONEIKI Procedente de Grecia, produce un AOVE equilibrado y complejo. Afrutado de oliva verde que llama la atención, con gran diversidad de aromas vegetales secundarios. Esta variedad le da vida propia y diferenciada a un plato, poniendo a danzar sabores y percepciones. El proceso de elaboración En Molí Coloma extraen el aceite de oliva virgen extra utilizando solamente métodos respetuosos con el fruto a lo largo del proceso (trituración, batido y separación). Cuando las olivas están limpias de hojas e impurezas, se procede la molturación, obteniéndose así una pasta homogénea. Esta pasta se incorpora a la batidora, donde se conserva a una temperatura de entre 25oC y 27oC para mantener todos sus aromas originales. Con un proceso posterior de centrifugado, se separa la flor pura del aceite de la aceituna de la pasta. AOVE es sinónimo de máxima calidad El AOVE es la máxima calidad del aceite: la más pura y natural obtenida de aceitunas en perfecto estado. 


El acrónimo significa Aceite de Oliva Virgen Extra y no puede usarla quien lo cultiva, sino solamente después de que un platel de expertos certifique que su sabor y olor son intachables, sin defectos. Para usar esta denominación es necesario cumplir dos requisitos básicos:
-Su grado de acidez no puede superar los 0,8 o expresado en ácido oleico libre.
-La mediana de defectos ha de ser igual a cero y la mediana de afrutado superior a cero. Grupo Sumarroca Pioneros: Con un espíritu de soñador inquieto, Molí Coloma es pionera en la recuperación de la variedad Arbosana, originaria de la región del Penedès. Como socios fundadores de Agromillora, empresa líder mundial en el sector viverístico y de comercialización de árboles frutales y plantación de olivo, introdujeron de nuevo el cultivo de esta variedad. 
Por otro lado, Moli Coloma realizó el año 1995 una gran apuesta por la innovación tecnológica en el sector olivarero, introduciendo las primeras plantaciones de alta densidad. Este sistema de plantación permite la recogida mecánica en continuo de las aceitunas, proceso de gran importancia para la obtención de aceites de gran calidad. Las aceitunas son recogidas en el momento óptimo, indicado por los técnicos. Los frutos no caen al suelo, son recogidos directamente del árbol y el tiempo entre cosecha y molienda se reduce al máximo. Sostenibles: 


 • Adecuación de las instalaciones para hacerlas más eficientes a nivel energético con la sustitución de bombillas incandescentes por LEDs. 
 • Búsqueda en el mercado e investigación con los proveedores para trabajar con materiales más respetuosos para el medio ambiente: 
 • Botellas de cristal con menos peso que, entre otras cosas, comportan la reducción de emisiones de CO2 durante el transporte. Envases de plástico (garrafas) con materiales 100% reciclados. 
 • Cajas y precintos de cartón reciclado, con certificado FSC. 
 • Film de embalar los palés ecológico. 
 • Material promocional y merchandising reciclado. 
 • Separación de residuos para que puedan tener una segunda vida. Adaptación de las instalaciones con contenedores de recogida selectiva e ideación de planes de reciclaje. • Instalación de fuentes de agua para sustituir las botellas de plástico. 
 • Estudios de cálculo de la huella de carbono y planes de mejora para reducirla cada vez más. 
 • Tareas de concienciación sostenible para aplicar en el trabajo o en el ámbito personal a todo el equipo a través de comunicaciones internas. El valor de acercar la cultura del aceite a las personas: 
 • Catas solidarias, creando entornos y sensaciones en entornos asociativos para personas en riesgo de soledad o exclusión social. 



 • Experiencias de oleoturismo para divulgar a todos los públicos el mundo del aceite de oliva. El placer, uno de sus pilares: Disfrutar de Molí Coloma es saborear la singular combinación de tradición, patrimonio y naturaleza. Estos elementos se unen para crear un viaje a través de los sentidos que engloba la riqueza y la diversidad de la tierra en el máximo placer. Los deliciosos sabores y la textura sedosa de su aceite hacen de Molí Coloma una experiencia de primera calidad, que lleva cada plato a nuevos niveles de esplendor. La naturaleza y experiencia se mezclan para crear un aceite de oliva con un aroma delicado, una esencia única y un sabor inmejorable para el paladar. Sostenibilidad & biodiversidad: El legado de Molí Coloma y su dedicación a la sostenibilidad se unen en una experiencia palpable para el consumidor, un verdadero placer que constituye el pilar principal de nuestra marca. Este deleite es posible gracias a que cada botella de Molí Coloma refleja el resultado de la rica biodiversidad de la zona y el trabajo que se realiza para proteger la tierra. 


Esta zona de cultivo encontramos un claro protagonismo del sol y la brisa mediterránea que se transforma en un refugio natural para la flora y la fauna. Todo ello crea un balance perfecto para la elaboración de aceites de calidad. Tradición y legado: Su producto cuenta con cientos de años de historia y tradición combinados con la amplia experiencia de la familia Sumarroca en el desarrollo de distintos cultivos. El cultivo del olivo forma parte de este legado y del conocimiento y la capacidad de elección de parcelas y variedades basada en las condiciones del terreno y el clima. El origen de los aceites: 


 • Finca Molí Coloma (Subirats), centro neurálgico del grupo. Se encuentra la almazara Molí Coloma y se sitúa un molino papelero del s. XVI. Esta finca es propiedad de Sumarroca y en ellas la familia tiene también las Bodegas. 
 • Finca Santa Creu de Creixà (Monistrol de Anoia). La ermita del siglo XI situada en medio del paraje da nombre a la zona y a uno de sus aceites de Finca. A su alrededor, se encuentran los olivos en un excelente estado fitosanitario. 
También encontramos hectáreas de bosque llenas de fauna y flora que también conforman un Pulmón para la zona del Penedès. En la finca encontramos también un gran número de viñedo que se cultivan de forma ecológica para elaborar los vinos y cavas Sumarroca
 • Finca el Peiró. El aceite de Finca el Peiró procede de una finca de altura arrendada ubicada en Cabacés, zona tradicional de cultivo de aceite. El Maestro de Almazara seleccionó esta finca por sus características climatológicas, orográficas (terrazas) y por la proximidad con la Almazara. Este último punto supone trasladar rápidamente las aceitunas a la almazara y, por lo tanto, reducir el tiempo entre la recogida y la molturación.



Comentarios

Entradas populares