MAISON AIME, PRODUCTOS DELICATESSEN FRANCESES EN BCN

Elegancia, excelencia, exclusividad, belleza, originalidad, calidad y artesanía. Todos estos calificativos se dan cita en Maison Aime (Major de Sarrià, 63), la única tienda de Barcelona dedicada 100% a productos gastronómicos franceses artesanos (y buena parte de ellos, también ecológicos). Entre su amplia gama de productos únicos y exquisitos de la gastronomía gala, este 2023, Maison Aime estrena su selecto Bar à Fromage, que diseñan a medida para eventos y clientes que buscan un plus de calidad y de exclusividad “francesa”. 


No en vano, lo confeccionan únicamente con quesos artesanos seleccionados de pequeños productores franceses, que compran directamente en las queserías galas. Maison Aime nace de la mano de los franceses Mélanie André, diseñadora de moda, y Richard Vidal, experto en comercio internacional, afincados en Barcelona desde 2014. Su pasión por la gastronomía y su objetivo de ensalzar la labor de los productores que miman el producto y que dan un valor añadido a cada receta y elaboración, les impulsó a abrir Maison Aime en 2021. Gracias a su experiencia y, sobre todo, a su afán por buscar productos que fueran artesanos, de altísima calidad y que se sustentasen en principios y valores como la sostenibilidad o la ecología, en Maison Aime han conseguido recopilar y ofrecer un selecto y nutrido abanico de productos que difícilmente se pueden encontrar en cualquier otro establecimiento de Barcelona. 




Y es que, además de la máxima calidad, la exclusividad les hace únicos. Mélanie André viaja constantemente a su país de origen para descubrir nuevos productos y nuevos productores. “No solo viajamos para probar directamente los productos, también para entender la filosofía de cada uno de ellos, para comprobar que trabajan con unos valores acordes a los que queremos consolidar en Maison Aime, para conocer dónde viven y trabajan, para conocer las historias que hay detrás de cada queso, de cada paté, de cada vino…”, subraya Mélanie André. Así, han logrado nutrir su tienda de hasta 900 productos, convirtiendo Maison Aime en “un pedacito de la despensa artesana y de delicatessen de Francia”. Más de 40 referencias de vinos y champagnes, más de 45 tipos de quesos, y unos 60 tipos de patés conforman el “grosso” de este establecimiento, en donde también hay aceites aromatizados, cremas y sopas, galletas y repostería, encurtidos, mermeladas y confituras, zumos y chocolates, entre otros.


Destacan, sus productos “firmados” por chefs con estrella Michelin como Nadia Sammut y su gama de dulces sin gluten y ecológicos; y Emmanuel Renaut, Edouard Loubet y Olivier Nasti, con sus patés caseros de la firma Maison Telme. También son exquisitos sus fiambres y embutidos artesanos, y en el top ten de ventas, el paté en croute. Ofrecen productos exclusivos, y con historias detrás de cada uno de ellos, como el embutido elaborado por un productor que cría 100 cerdos negros en 100 hectáreas. O el exdirectivo de una firma de alta costura que lo dejó todo para elaborar mermeladas con frutas seleccionadas y en olla de solo 3 kilos de capacidad. O el aceite de trufa de los Sarkozy, envasado en botellas como si fueran perfumes. O los famosos pepinillos ecológicos que un elaborador galo recolecta a mano. Incluso este año han incluido en su oferta menaje artesano, vajillas y mantelerías de lino Charvet, velas y cuberterías.


Maison Aime es, en palabras de su fundadora, “un lugar dedicado al buen gusto. Un lugar donde lo bueno se codea con la belleza y la excelencia. Un espacio donde convertir las compras en un momento de placer. Y en donde la calidad está en el centro de todo. Una tienda en donde no entra ningún producto industrial. Un lugar para honrar a la excelencia”. Desde su apertura, los quesos y las “grazing tables” que preparan para eventos han sido las estrellas de Maison Aime. Tanto es así, que este 2023 lanzan una nueva propuesta: un exclusivo Bar à Fromage. La propia Mélanie la diseña a medida, siempre con un máximo de 15 variedades (nunca hay que superar la cantidad de queso que el paladar es capaz de disfrutar sin llegar a la saturación). Son quesos muy exclusivos, artesanos, ecológicos, que cortan al momento (necesitan alrededor de 1 hora de preparación), y que ofrecen con maridaje de vinos, de chutneys y mermeladas. Además de este novedoso Bar À Fromage, en Maison Aime también ofrecen servicio de catering, con platos elaborados con ingredientes y recetas galas. Montan desde buffets clásicos, a tablas modernas y elegantes. “Cada evento es único, nos adaptamos al cliente, pero también le asesoramos.


Eso sí, si nos piden algo que no sea francés, no se lo podemos ofrecer”, añade Mélanie. Por ello, prefieren eventos de tamaño pequeño y mediano, hasta 150 comensales, para poder ofrecer un servicio más cuidado y detallista. “Creo, sin duda, que los pequeños detalles marcan la diferencia”, asegura Mélanie. Y es precisamente el cuidado de todos los detalles el hilo que hilvana este pequeño oasis en Barcelona, de productos delicatessen artesanos franceses.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MODELO ORIOL ELCACHO HA SIDO PADRE POR PRIMERA VEZ

ANDRÉS VELENCOSO CREA SU MARCA DE ROPA

PADRES MODELOS EN PLENA MADUREZ