¿COMO COCINAR UN RICO PASTEL DE ESPINACAS CON QUESO SALUDABLE?


 El plato rico y saludable con el que celebrar el Día Mundial de la Alimentación. Kaiku Sin Lactosa —la gama de productos sin lactosa, ricos y ligeros— prepara una receta para darle sabor a los días otoñales. El Día de la Alimentación, celebrado como cada año el pasado 16 de octubre, sirve de pretexto para revisar nuestros hábitos alimentarios, apostando por una dieta rica en frutas y verduras. 
Concretamente, las espinacas pertenecen a esa larga lista de alimentos perfectos para el otoño por aportar vitaminas y minerales, fitoquímicos y bioactivos, que promueven la salud más allá de la nutrición básica. Esta verdura de hoja verde proporciona fibra, fósforo, vitamina B1, zinc, proteínas y colina, además de ácidos grasos omega 3, vitamina B3, ácido pantoténico y selenio. 


Una fuente de energía y antioxidantes natural que, además de apetitosa, sienta genial. Para disfrutar de este vegetal, Kaiku Sin Lactosa, la gama de productos sin lactosa ricos y ligeros, propone la receta de pastel de espinacas con queso emmental sin lactosa como un almuerzo sencillo y sabroso por el Día Mundial de la Alimentación. Pastel de espinacas con queso emmental sin lactosa Ingredientes: · Pasta filo · Espinacas · Ajo · Queso emmental Kaiku Sin Lactosa · Sal y pimienta · Aceite Elaboración: 


Paso 1: ¡a la sartén! Comenzamos poniendo el ajo prensado en la sartén con el propósito de dorarlo, añadiendo a continuación las espinacas y el queso emmental con un poco de sal y pimienta. 
 Paso 2: cocinar y pintar Mientras se hacen las espinacas y el queso se funde, cogemos una hoja de pasta filo, la barnizamos de aceite y la colocamos en una fuente. Esto lo repetiremos con otras cinco láminas. 
 Paso 3: rellenar y cerrar Ponemos el relleno en las láminas y las cerramos por arriba con más láminas de pasta filo. 


 Paso 4: directo al horno Pintamos con yema de huevo nuestro pastel y lo dejamos en el horno a 180 grados, hasta que la masa quede dorada. Paso 5: emplatado y ¡a comer! Tras sacarlo del horno, servimos el pastel de espinacas con queso emmental sin lactosa en una fuente o en un plato, listo para trocear y degustar.

Comentarios

Entradas populares