LA ESTRELLA DE LA DANZA,ANTONIO MARQUEZ,ARRASA CON SU COMPAÑIA EN BCN


Es uno de los bailarines más carismáticos de la danza contemporánea española. Antonio Márquez sevillano de pura cepa, a punto de cumplir 58 años está en plena forma, sigue levantado al público con todo lo que hace. Esta semana su compañía, creada en 1995, ha permanecido en el Teatre Tívoli – hasta el domingo 9 de mayo-, presentando 4 piezas de la danza clásica. Hay que agradecer que empresas teatrales sigan apostando por espectáculos de gran calibre,-23 bailarines en escena-, demostrando que la cultura es segura.




La gira actual de la compañía de Márquez es una producción de Bataclán ideas y espectáculos, y el Grup Balañá siempre atentos a shows de altura ha contratado a Márquez en el Teatre Tivoli. El programa estaba compuesto en su 1 era parte por “Macadanza”,”Bolero”,"Sinfonia española", y en la 2 º parteMedea”, un montaje con una gran puesta en escena que ha contado como solista con un de las mejores bailarinas de nuestra danza, la barcelonesa Helena Martin que ha desatado el entusiasmo del público asistente la tarde del sábado 8 de mayo.





Las 4 piezas que componen el programa están perfectamente coreografiadas, con música de Manolo Sanlúcar interpretada por la Orquesta Filarmónica de Málaga. El público ha aplaudido a rabiar cada uno de los montajes, al final de la función los aplausos, vítores, y bravos se han alargado más de 10 minutos. A la salida de show en la calle Casp de BCN, muchos de los asistentes esperaban a los bailarines, la compañía está formada por artistas de Barcelona, Madrid, Sevilla, Murcia, y Canarias. Especialmente aclamadas a su salida han sido las bailarinas Helena Martín, y Lupe Gómez




La compañía de Antonio Márquez volverá a Cataluña los días 22 y 23 de mayo en el Centre Cultural de Terrassa, antes pasaran por Jerez para bailar “como los ángeles”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MODELO ORIOL ELCACHO HA SIDO PADRE POR PRIMERA VEZ

ANDRÉS VELENCOSO CREA SU MARCA DE ROPA

PADRES MODELOS EN PLENA MADUREZ